Bodega Montequieto

Matilde Pereda y Agustín Casabal compartieron una misma pasión desde el primer momento que se conocieron: descubrir y disfrutar de los buenos vinos. Esto marcó el inicio de una vida juntos. En el año 2000 adquirieron una finca ubicada en Agrelo. Comenzaron su aventura vitivinícola dándole vida a Monte Quieto, que también sería su proyecto de vida. Formaron una hermosa familia, con sus cuatro hijos que nacieron y se criaron en contacto con la tierra, sus frutos y ciclos naturales. Unos años más tarde tomaron la decisión de sumar otras dos fincas: una en Ugarteche y otra en Vista Flores. De esta forma, además de la complejidad de corte de varietales, comenzaron a trabajar con la diversidad de los terruños. En la actualidad, Matilde y Agustín siguen trabajando con el mismo amor y pasión del primer día para que Monte Quieto siga logrando vinos de excelencia

En Monte Quieto producimos nuestros vinos con uvas de nuestras fincas, seleccionadas y cosechadas celosamente con nuestros máximos niveles de exigencia.

De la mano del enólogo, los visitantes podrán descubrir secretos, detalles y valoraciones tanto de viñedos, como procesos de elaboración del vino, de la crianza y todo lo que envuelve esta fascinante actividad.

El respeto por las tradiciones vitícolas naturales nos brinda vinos puros, conservando la expresión del terruño. En la bodega cuidamos que los procesos de vinificación sean poco invasivos y naturales.

Somos una bodega de familia y todos los procesos son cuidados muy de cerca por Matilde, Agustín y nuestro enólogo.