El Desierto de las Huayquearías muestra un paisaje de secano casi inexplorado, lo que lo hace un sitio ideal para los amantes de la aventura. Su nombre proviene del vocablo “Huayco” que significa cauce o arroyo seco. Sobre un relieve volcánico, con empinadas paredes y ríos secos y serpenteantes; se accede al Cañadón de la Salada, una garganta de tierra arcillosas que ofrece un viaje increíble por extrañas y fascinantes figuras esculpidas por la naturaleza. Los visitantes pueden practicar trekking, rappel, cuerdas, así como también actividades de relax y contemplativas.

OTROS CIRCUITOS

Turismo de Vino

Gualtallary

Río Tunuyán

La Carrera

Vieja Ruta 40

Tunuyán

Tupungato

Laguna del Diamante

San Carlos

Altamira