Mendoza será sede de un partido legendario para el fútbol argentino. Boca y River jugarán la final de la Supercopa Argentina.