Se trata de 59 reunión anual de la Asamblea de Gobernadores de los 48 países miembros del BID, y en ella se debatirán oportunidades claves para el desarrollo, el comercio y las inversiones en América Latina y el Caribe.