Ingredientes:

2 remolachas con las hojas
10 nueces
70 gr de queso azul
½ manzana verde
4 cucharadas de aceite de oliva
Jugo de ½ limón
3 cucharaditas de azúcar
Sal c/n
Pimienta c/n

Procedimiento:

Separa las raíces de las hojas de las remolachas conservando ambas, desechar los tallo violetas que las unen. Lavar bien las hojas y las raíces de las remolachas. Hornear las raíces en un recipiente tapado a 200° durante 45 minutos aproximadamente, o hasta que salga con facilidad un tenedor al pincharlas. Sacar la piel de las raíces, cortarlas en cubos de 1 cm aproximadamente y dejar que se enfríen. Hornear las nueces por 15 minutos a 170° hasta que estén tostadas. En una sartén mediana a fuego medio colocar el azúcar, esperar hasta que se derrita, bajar el fuego a mínimo y agregar todas las nueces. Remover las nueces para que se cubran con caramelo, agregar 2 pizcas de sal. Cuando todo el caramelo este adherido a las nueces apartarlas para que se enfríen.

Llenar una ensaladera grande con partes iguales de rúcula y las hojas de la remolacha cortadas en tiras transversales de 2 cm de ancho aprox. Cortar la media manzana en cubos de 1 cm sin las semillas ni la parte dura del corazón. Si se va a consumir la ensalada de inmediato se debe agregar jugo de limón para que la manzana no se oxide.

Cortar el queso azul en cubos. Mezclar todos los ingredientes menos el queso en la ensaladera, sal y pimienta a gusto. Antes de servir, esparcir el queso azul arriba.

Personas: 4

Maridaje: Espumante Brut Nature Rose